DE LAS ESPECIAS A LA HAMBURGUESA

hamburguesa.jpgEscrito por: Monica Barrera

El pueblo de Gengis Kahn, los tártaros, que invadieron Rusia en el siglo XIII, han sido muy famosos por su cultura gastronómica, pues no sólo se trata de cómo cocinaban la comida sino de sus métodos de conservación de la carne para que perdurara en los largos inviernos europeos.

Muchos aseguran que el éxito de su comida se debía a la forma de presentarla: cuentan muchas historias que llevaban la carne bajo sus cabalgaduras, lo que hacía que ésta se desmenuzara y quedara como amasable, la cual armaban en pequeños trozos y la comían.

Pero la pregunta es, ¿cómo hacían para mantener la carne en buen estado?. Pues para ello usaron especias como la pimienta y la sal principalmente, que ayudaba a que la comida no se descompusiera y que se pudiera guardar por largo tiempo bajo condiciones hostiles.

Así entonces, las especias que nacen en climas tropicales, comenzaron a comerciarse de Europa a Asia por la ruta de la seda, haciendo que los árabes y turcos se convirtieran en los comerciantes más habilidosos, pues estaban ubicados en el centro de todas las líneas de comercio de un lado a otro.

Tanto así, que en el siglo XV los portugueses y españoles comenzaron a buscar su propio camino hacia el sudeste asiático con el fin de evitar los altos precios que cobraban por éste producto de primera necesidad que les permitía “tener reservas de carnes y pescados por algún tiempo, suavizar el sabor de las mismas, ampliar medicinas y ungüentos, perfumar pestilencias corporales”, etc.; y así llega Vasco da Gama a la India, y Cristóbal Colón a América en una extraña confusión de rutas, que terminó por darle a “la madre patria” un poderío inmenso, aún cuando Colón no sabía a donde había llegado.

Pasa entonces mucho tiempo y se siguen las recetas de los tártaros (que fueron siendo desplazados de ciertos sectores; al punto en el que hoy constituyen una minoría en muchos países europeos), y se fueron haciendo algunos cambios a las comidas, hasta que en el siglo XVIII se descubrió un platillo que revolucionó al mundo occidental dos siglos después.

Cuentan las historias que en Hamburgo (Alemania) las personas de bajos recursos comían carne de baja calidad adobada y conservada con algunos condimentos típicos de la región, hasta cuando en el siglo XIX el Doctor J.H. Salsbury, un nutriólogo muy importante de la época, recomendó éste platillo como un alimento de fácil digestión al que reconocía como “carne tártara”. La gente de la clase alta comenzó a consumir esta combinación de sabores y se volvió muy popular.

Comenzaron a abrirse restaurantes especializados en este tipo de carne que tomó el nombre de filete de Hamburgo o “Hamburg Steak”. Un muchacho llamado Otto Kuasw montó un toldillo en el puerto de Hamburgo donde llegaban los marineros norteamericanos, y comenzó a vender el famosos filete metido entre dos panes para que fuera más fácil comerlo. Los militantes encantados con las recetas, llegaban a los puertos de Nueva York y contaban a los cocineros de aquella novedad, quienes no tardaron en copiar la idea; así los marineros pedían éste sándwich como “hamburguer”, nombre con el cual se conoce hoy.

En 1904, se presenta el afamado platillo en la Feria de San Luis en Estados Unidos, en donde se hace conocer por varias personas con mucho capital y muy influyentes, entre los cuales se encontraban el cocinero A. Walter y el corredor de seguros E. W. Ingram, quienes montaron la primera cadena de hamburgueserías llamada White Castle en Kansas. Ellos empezaron a congelar los filetes de hamburguesa y comenzaron a abrir más restaurantes en diferentes sitios, pero con la misma calidad de la “casa matriz”.

Ya en la década de los años 50 del siglo XX, se expandió tanto el negocio que famosas cadenas como Burger King (1954), Mc Donalds (1955) y otras abrieron las puertas al público, las cuales entrados los años 80, comenzaron a diversificar su menú tal y como lo conocemos hoy.

Es entonces, muy interesante ver cómo la evolución de un solo platillo ha ayudado a una nación, de la cual no es originario, a surgir como potencia, porque se ha de saber que las hamburguesas hoy en día son utilizadas como un método para medir la riqueza de los países y el ingreso per cápita; aparte de que ha contribuido a la expansión de la cultura americana – occidental alrededor del mundo entero. Por ellos, cuando se come una hamburguesa, se está comiendo un pedacito de la historia de un mundo que en realidad es muy pequeño.

 

7 Comments so far

  1. neabooria on julio 18th, 2009

    someone?

  2. Slowarop on octubre 29th, 2009

    The information demanding special attention. Very much it was pleasant to me

  3. Knigkions on octubre 29th, 2009

    Has noted. I will recommend to friends and acquaintances

  4. erointer on noviembre 6th, 2009

    Opinions really differents. Can we disscuse it`s together? Thx. I will add this in RSS

  5. gigantplsa on noviembre 20th, 2009

    Article very interesting, I will necessarily add it in the selected works and I will visit this site

  6. levitra_online_buy on noviembre 22nd, 2009

    Hi. This is a super post!

  7. cialis_online_buy on noviembre 23rd, 2009

    Hi. This is a super post!

Leave a reply

Gathacol.net