Más allá de un día

laboral-desempleo.jpg  

Escrito por: Juan Camilo Clavijo Martín 

Un día normal un colombiano sale a trabajar con la esperanza de encontrar algo que cambie su mundo, sea cual sea ese mundo (la familia, el colegio, la universidad, el trabajo). Cada uno define esa esperanza, puede ser dinero, nueva mujer, nuevo carro, nuevos hijos o nuevo trabajo.Durante su día se encuentra con la monotonía, la envidia, la violencia y su impotencia. Minuto a minuto se fortifica el escudo y la indolencia del ser humano, que puede llegar a niveles impensables. Esto es lo que pasa en Bogota, en una ciudad que se ufana de su progreso y cultura, pero simplemente es el resultado esfuerzos de maquinas de hacer dinero o sobrevivir cuyo ultimo fin es la vanidad.

Ese mismo día, más de la mitad de este planeta busca un pan para comer o una vaso de agua para tomar, porque no lo tienen. En ese mismo día un banco o una petrolera puede ganar millones y millones de dólares, y gastarlos en más maquinas para hacer dinero, estas pueden estar hechas con tornillos o con huesos, que cada quien escoja de que la quieren.

Al final de la tarde ya cada quien se puede imaginar descansando en sus casas, para tomar fuerzas y enfrentar toda la violencia que este mundo puede darle a un ser humano. En este punto es donde las personas sueñan con grandes lujos y cantidades impensables de dinero, para así crear un nuevo mundo donde puede descansar y dedicarse a la vanidad que es la droga más dependiente de todas, simplemente por el cansancio de la violenta monotonía.  

dibujo-784108.jpg

Ya en casa, se sientan en sus sillas o se acuestan en sus camas a disfrutar de una buena dosis de anestesia intelectual o mejor llamada televisión. En donde las mentes dejan su proceso de creación (si alguna vez lo hubo) y comienza la fase de adoctrinamiento involuntario, o en la mejor de las posibilidades, donde todos cada ven reflejados sus deseos como el hombre o la mujer 10, o la mujer que nace como alguien de escasos recursos y conoce a un empresario y se le “mejora” su vida; bienvenidas sean las recreaciones de los ridículamente imposibles.

Este es un día normal de lo que llamamos ser humano, pero que cada vez más se convierte en un autómata, dejando su humanidad cada vez más de lado Sí de lo que se tratan los derechos humanos, es de mantener al hombre, deberían empezar por conservar inocencia de los niños o disminuir la ambición, que es el medio para convertirnos en perfectos animales, y acabarnos unos a otros.

Bienvenidos a la actualidad, donde todo está inventado, y la única genialidad se ve en hacer más dinero o en mejorar cosas ya hechas. 

t029196a.jpg

1 Comment so far

  1. fernando on julio 31st, 2009

    “gasfitero” jajajaja exopresion peruanay “ecuatoriana para plomero entonces por ende donde tomada la foto no “propiamente “colombia

Leave a reply

Gathacol.net